Aprendí a escribir cuando iba a párvulos... me dieron mi primer lápiz de minas y un cuaderno Rubio titulado Escritura vertical.
Todo eran palitos y redondas que se unían de forma curiosa.
Pasados unos años he de aprender otro tipo de escritura, en la que el cuaderno es un blog, el lápiz son mis dedos y las páginas no pasan en horizontal, sino en vertical...



viernes, 25 de junio de 2010

where's my mind...

Con permiso de mi amigo ocioso, empiezo una saga de vivencias de viajes bajo el mismo nombre que él utiliza...

CRÓNICAS FORMENTEREÑAS (I)

Jueves 17 de junio... son las 9.30 y, como siempre, llegamos tarde... a las 9.00 teníamos que dejar a Noa en casa de mis padres y de allí ir hacia el aeropuerto... no conocemos la nueva terminal, no sabemos por donde se entra, se factura, se embarca... con nuestras tarjetas de embarque en la mano y la chaqueta colgando de la única maleta que llevamos (algo raro, siempre llevamos más ropa que días) nos dirigimos al control policial donde aparte de cinturón, zapatos y joyas, no nos hacen desnudar mucho más...

corriendo llegamos a la puerta 35... con la tarjeta de embarque en la mano y la chaqueta olvidada en el control policial, entramos en el avión... (cuando vuelva deberé ir a objetos perdidos, mmpffggrrr)...

vuelo tranquilo, agradable, estamos contentos, emocionados... volvemos a LA ISLA... desde el avión vemos Ibiza y Formentera... mira que cerca están!... casi podríamos ir a nado...
esperamos el autobús que nos llevará al puerto... somos dos, no vamos a coger un taxi, no vale la pena pagar 12 euros.... llega el autobús... 7,50... mmmm....

son las 13.25 y en 5 minutos sale el ferry a Formentera y no hay otro hasta a las 15.30... por dios, que no lo perdamos!... entramos corriendo en el ferry y nos disponemos a disfrutar del azul del mar (es increíble el color azul marino que hay en ese trayecto)...

después de tantos meses esperándolo, ya estamos aquí...

una hilera de puestos de coches de alquiler nos espera a la llegada... preguntamos varios precios y al final nos decantamos por un Suzuki Jimmy descapotable por tan solo 4 euros más al día que un Peugeot 205 de hace 12 años... (no había nada más económico... en ningún puesto)....

abrimos el techo solar, quim me hace una foto y vamos hacia el apartamento que tenemos alquilado... nuestra cara es de felicidad absoluta... hemos llamado a mis padres y hemos escuchado a Noa diciendo ooohh... la echamos de menos, pero estamos felices... nos esperan unos días de paz, de tranquilidad en LA ISLA... la isla en que el tiempo se para... en que la paz se transmite por todos lados...

cogemos la carretera principal que lleva a La Mola y nuestra cara cambia de golpe... coches, -muchos coches- pitidos, gente -mucha gente- yendo rápido., motos, caminones, autocares.. buf... pero qué ha pasado aquí?... resulta que nada, que no ha pasado nada... bueno sí, quizás un anuncio de cervezas...

atravesamos el caos y llegamos a una zona tranquila... dejamos las maletas y vamos a comer a ul chiringuito Ca Mari... mmmm... qué buena la ensalada de patata... mmmm... que fresquito el vino blanco (no voy a dar ni un duro a las cerveceras)... mmmm... qué paz!... después de comer nos tumbamos en la playa... arena blanca, agua turquesa... en el Ipod suena Where's my mind de The Pixies...